XVII Fiesta Nacional de la Ensaimada

Buena afluencia de turistas y movimiento en toda la zona por la Fiesta de la Ensaimada

El pronóstico que anticipaba inestabilidad en el clima para las primeras horas del sábado retrasó el arranque de un fin de semana largo que siempre es muy interesante en San Pedro y la zona, fundamentalmente por la organización de la Fiesta Nacional de la Ensaimada. Más allá de esta contingencia que complicó en parte las reservas hoteleras, el balance ha sido muy positivo con un 75% de ocupación en la propuesta de alojamiento y un altísimo movimiento diario que se vio reflejado especialmente en la zona ribereña. La festividad organizada alrededor de la versión sampedrina de la exquisita confitura mallorquina tuvo en el Paseo Público a miles de personas disfrutando de la propuesta artística con baile y música en el escenario, las opciones gastronómicas con platos típicos y naturalmente la ensaimada. Se organizó una amplia feria de artesanal y comercial sobre la calle paralela a la avenida costanera y el movimiento de sampedrinos y turistas fue constante. El punto central de gastronomía fue concesionado a los clubes Mitre y Paraná que lo organizaron de manera conjunto. El Instituto Nacional de Educación Tecnológica, instaló un aula móvil de capacitación en el predio en la que se dictaron clases a cargo de representantes de la Escuela UTHGRA y de la Escuela de Cocina de 505. La delegación local de la UTHGRA sobre una plataforma en el centro del Paseo organizó la elaboración de una Maxi Ensaimada de 2 metros de diámetro que después se dividió en porciones compartidas entre los asistentes. El Intendente Salazar junto a miembros de su equipo, las responsables de las direcciones de Turismo y Cultura, Marcela Cuñer y María José Mora que coordinaron la organización de la fiesta, compartieron el acto oficial de apertura junto a los representantes de la Agrupación Mallorca quienes volvieron a movilizar a la colectividad local para esta gran fiesta. En el escenario se intercalaron grupos de baile típico, espectáculos infantiles, shows musicales y el domingo, el cierre con el grupo Tambó Tambó. En paralelo con la fiesta, la ciudad tuvo diferentes encuentros por el Día del Niño, los Bomberos continuaron con la celebración de sus 60 años y en Santa Lucía, junto al acto oficial del 17 de agosto, se organizó un desfile y varias actividades los vecinos y turistas. El lunes, también con buenas condiciones climáticas, la circulación por la zona fue muy importante especialmente para recorrer la feria y los puestos gastronómicos. En síntesis, San Pedro volvió a vivir un fin de semana con movimiento económico alrededor del turismo y la oportunidad para miles de familias de disfrutar de jornadas diferentes, con el marco natural que ofrece nuestra zona.